Ganado vacuno lechero: aumenta la nutrición para la salud animal

El efecto de las dietas con zeolita natural en la salud y el rendimiento del ganado

Clinoptilolita Zeolita Aditivo para piensos

Ganado vacas lecheras

El efecto de las dietas con zeolita natural en la salud y el rendimiento del ganado

LA INVESTIGACIÓN DESCUBRE MUCHOS BENEFICIOS PARA EL GANADO Y LOS TERNEROS CON EL USO DIETÉTICO DE ZEOLITA NATURAL

 

En graneros y establos, “los gases malolientes se adhieren a las partículas de polvo que tienen una carga molecular positiva. Las moléculas de zeolita tienen una carga molecular negativa, por lo que actúan como imanes para atraer partículas de polvo, lo que ayuda a limpiar el aire de olores y polvo” (Hill, 2012, p. 46). Los capacitadores han descubierto que colocar un recipiente de zeolita con la parte superior abierta cerca de los puestos ayuda a absorber los olores y el polvo del aire (Hill, 2012).

EL CUERPO DE LITERATURA PRODUCIDA POR LA COMUNIDAD CIENTÍFICA SUGIERE QUE COMPLEMENTAR LA ALIMENTACIÓN CON ZEOLITAS NATURALES, COMO CLINOPTILOLITA, PROMUEVE EL RENDIMIENTO Y LA SALUD GENERAL DEL GANADO.

Los beneficios significativos incluyen la disminución de la gravedad y la duración de la diarrea y la reducción de los trastornos intestinales (Papaioannou et al., 2005). Este beneficio se atribuye a la zeolita adsorción de agua propiedades, lo que se traduce en heces más secas y compactas. Además, los hallazgos del estudio indican que la zeolita promueve anticuerpos en el suero sanguíneo que luchan contra E. coli y los efectos tóxicos de las micotoxinas en el torrente sanguíneo. EL CONJUNTO DE LITERATURA PRODUCIDA POR LA COMUNIDAD CIENTÍFICA SUGIERE QUE COMPLEMENTAR LA ALIMENTACIÓN CON ZEOLITA NATURAL, COMO LA CLINOPTILOLITA, PROMUEVE EL RENDIMIENTO Y SALUD GENERAL EN EL GANADO. Para examinar el efecto de la zeolita natural en terneros jóvenes, Mumpton (1985) estudió un grupo de novillas alimentadas con una dieta de pasto y heno. Durante esta prueba de 180 días, la mitad del grupo (grupo experimental) recibió un suplemento de 5 por ciento de zeolita clinoptilolita. Mumpton descubrió que el grupo experimental ganó un 20 por ciento más de peso que los otros animales. Aunque los terneros del grupo experimental consumieron más alimento, el costo de alimentación por kilogramo de peso ganado fue menor que el de los animales con una dieta normal (Mumpton, 1985). Los terneros del grupo experimental también experimentaron una tasa reducida de diarrea y heces blandas. Los excrementos también contenían menos partículas de sólidos no digeridos.

Un estudio de Mohir et al. (2008) examinan cómo el uso de recursos naturales y zeolitas sintéticas en nutrición animal aumenta la salud, el rendimiento y protege contra las micotoxinas. Un grupo de treinta terneros se dividió en tres grupos, dos de los cuales recibieron alimento suplementado con zeolita clinoptilolita. Se recolectaron muestras de sangre de todos los grupos durante un período de 42 días y los científicos midieron la proteína total, albúmina, beta y gamma globulina. Los resultados indicaron que los suplementos de clinoptilolita tuvieron un efecto positivo significativo en los valores de hematocrito, recuento de glóbulos rojos, hemoglobina y albúmina.Pourliotis et al. (2012) examinaron los efectos de la zeolita clinoptilolita sobre la incidencia de diarrea y los niveles de anticuerpos en suero sanguíneo que combaten la E. coli. Un grupo de 84 terneros Holstein fueron divididos en tres grupos y alimentados con una dieta de calostro y leche; dos grupos también recibieron clinoptilolita suplementación a razón de 1 g/kg BW/d y 2 g/kg BW/d. Todos los terneros fueron monitoreados diariamente para detectar diarrea y los niveles de anticuerpos contra E. coli se midieron en el suero sanguíneo al nacer, 12, 24 y 48 horas después del parto (Pourliotis et al., 2012). Los resultados indicaron que los terneros alimentados con zeolita tenían niveles más altos de anticuerpos en suero sanguíneo y una menor incidencia de diarrea. El estudio demostró que la zeolita clinoptilolita puede mejorar la absorción intestinal de anticuerpos y eliminar el exceso de líquidos de las heces.

Zeolita natural y la prevención de la fiebre de la leche y la cetosis

Un estudio de Papaioannou et al., (2005) examinó el uso potencial de zeolitas naturales y sintéticas en la prevención de la fiebre de la leche, un trastorno que se encuentra en las vacas lecheras cerca del parto. Esta dolencia está relacionada con una enfermedad metabólica causada por niveles bajos de calcio en la sangre. La evidencia previa sugiere que la fiebre de la leche se puede prevenir con dietas bajas en calcio durante el período seco (Papaioannou et al., 2005). El objetivo del estudio fue reducir la biodisponibilidad del calcio de la dieta en el tracto gastrointestinal mediante la administración de zeolita. Los resultados demostraron que la administración de zeolita como empapado oral o suplemento alimenticio durante el último mes del período seco y el inicio de la lactancia, de hecho, redujo la biodisponibilidad de calcio y previno la enfermedad; las vacas lecheras que recibieron un alimento suplementado con zeolita clinoptilolita en un nivel de 2.5 fueron menos susceptibles a la fiebre de la leche. Asimismo, los animales que recibieron clinoptilolita respondieron más rápida y eficientemente a la caída de calcio sérico observada el día del parto y no presentaron ningún síntoma de fiebre de leche en los días siguientes (Papaioannou et al., 2005).

Otro trastorno común en las poblaciones de vacas lecheras es la cetosis, un trastorno metabólico que ocurre cuando las demandas de energía (como la producción de leche) exceden la ingesta de energía y da como resultado un balance energético negativo. Uno de los efectos secundarios de la cetosis es la baja concentración de azúcar en la sangre. La investigación sugiere que la mejor estrategia para prevenir la cetosis en las vacas es mejorar el consumo de energía en el período seco y durante la lactancia (Papaioannou et al., 2005). Un estudio de Katsoulos et al. (2006) encontraron que poner a las vacas lecheras en una dieta suplementada con clinoptilolita a un nivel de 2.5 por ciento resultó en una incidencia significativamente menor de cetosis (5.9%) durante el primer mes después del parto. Los resultados sugieren que la clinoptilolita mejoró el estado energético de las vacas lecheras debido en parte a las mejoras en la digestión y la digestión del almidón después del rumen (Katsoulos et al., 2006).

El efecto de las dietas con zeolitas naturales en la salud de los rumiantes

Estudios de Papaioannou et al. (2005) y Mumpton (1985) examinaron cómo prevenir los efectos de niveles tóxicos de pH ruminal, amonio y amoníaco en rumiantes (p. ej., bovinos, ovinos, caprinos) mediante la adición de un suplemento de zeolita clinoptilolita al alimento. Los investigadores descubrieron que un nivel de suplementación que oscilaba entre el 5 y el 6 % reducía las concentraciones de amonio en el rumen en un 15 %. Esencialmente, el amonio se mantuvo inmediatamente en la estructura de la zeolita hasta que el sodio entró en el rumen durante el período de fermentación posterior a la alimentación. Este proceso permitió una fácil asimilación de los microorganismos del rumen en el sistema digestivo y protegió a los animales contra la acumulación de niveles tóxicos de amoníaco en sus sistemas.

Envíe su consulta hoy